Jardín Vertical

Jardín Vertical

En nuestra memoria ancestral como seres humanos que venimos de la naturaleza, persiste el vínculo con ella, el deseo y anhelo de una calma y una integración que siempre se nos escurre. El deseo de conocer lugares, de vivir una vida más saludable, armónica y orgánica, hacen que busquemos construir nuestro "Lugar Dulce", nuestro rinconcito verde, en el sitio mismo que habitamos ,porque aparte de todo, los seres humanos somos hogareños, buscamos mejorar nuestro habitat.

Este anhelo lo satisfacemos constantemente incorporando la naturaleza, de distintas formas y acorde a nuestras posibilidades, de recursos y también de ESPACIO

Hasta no hace mucho, los espacios mayormente utilizados para construirnos nuestro vínculo con la tierra, nuestro oasis, eran el parque, el jardín, la terraza y el balcón.
A partir de la idea del botánico francés Patrick Blanc, de utilizar las paredes para este fin, es que ha explotado esta tendencia, que llegó para quedarse, como en su momento lo hicieron las fuentes de agua, ya que, quién no tiene una pared que necesite ser embellecida.

Si bien, siempre se han colocado plantas en las paredes, este artista inventó un sistema de paneles rellenos con sustrato nutriente, que al mismo tiempo ,sirve de soporte a la vegetación, las cuales con un riego adecuado, se desarrollan sin muchos problemas, de forma espectacular, cubriendo hasta la totalidad de estas paredes.

Si bien he trabajado 40 años, aproximadamente, con plantas, realizando paisajismo del tipo más bien escenográfico, al comenzar a trabajar en estos jardines verticales, me empecé a divertir de una manera distinta y a crear, DIBUJANDO CON PLANTAS, eligiendo variedades, colores, y formas de desarrollo compatibles con una idea de "cuadro vivo".

Realizamos nuestros proyectos de acuerdo a las posibilidades del cliente y del lugar asignado al Jardín Vertical, adaptando la técnica a la satisfacción de esta necesidad que se está haciendo muy popular, tanto en nuestro país, como en el resto del mundo.

Una parte esencial es el tratamiento de los muros o paredes que servirán de soporte al Jardín Vertical.
Impermeabilizamos y separamos las plantas con armazón metálico, formando un COLCHÓN DE AIRE que de paso, mantiene la temperatura del otro lado del jardín, con el consiguiente ahorro de energía y de recursos para calefaccionar o refrigerar las habitaciones. Este no es un beneficio menor, si consideramos el costo de la energía y de los equipos climatizadores.

Después de tener la pared y el armazón preparados, colocamos paneles contenedores rellenos de tierra y recubiertos de un fieltro especial, que permite que la humedad se distribuya de forma pareja y permitiendo el progresivo desarrollo de las raíces.
El sustrato utilizado es una mezcla de nuestra producción, equilibrada en cuanto a humus, nutrientes y elementos higroscópicos , que son sustancias capaces de absorber humedad del medio.

Seguidamente se diseña el dibujo que formaremos con las propias plantas, tal cual como si fuera un mural artístico, utilizando las CARACTERÍSTICAS de cada variedad de planta, a favor de nuestra idea.

Se utilizan especies probadamente resistentes, combinando sus distintas formas, hojas, colores, tiempo de desarrollo (entre otras características), todo esto aprendido y practicado durante décadas por nosotros en el campo del paisajismo.

EL RIEGO

Es un tema importantísimo, obviamente, para que las plantas medren y estén sanas. Utilizamos caños con goteros regulables, un reloj acoplado a una bomba de recirculación y bandeja colectora del agua escurrida para evitar mojar el suelo.

NUESTRO CREDO
A pesar de que el jardín vertical es algo novedoso, no por ello le dejamos todo el peso expresivo a esa característica, ya que todo diseño es un conjunto de fuerzas que hay que equilibrar.
Con esto quiero decir que conviene contenerse a la hora de diseñar, para que resulte una expresión artística representada por la Naturaleza, que trascienda las buenas intenciones.